2021: De oportunidades cambios y aprendizajes

Una carta a lo que ha sido 202 y lo que será el 2021.

Todos los años suelo sentarme el día 31, sobre esta misma hora (-las 18:00-), a hacer un repaso del año para ver todo lo que ha salido bien (y lo que no ha salido como esperaba).

No podía ser menos este año.


2020 ha sido un año muy difícil para muchísima gente y soy un tremendo afortunado de que para mí haya sido un gran año.

Sí, los viajes y festivales han quedado en planes, no he podido probar los chorizos de este año frente a la cocina de leña con la abuela ni abrazado a las personas que siguen dando significado a mi vida.

Sin embargo han pasado tantas cosas buenas este año que no puedo evitar centrar mi mirada en ellas: Saber que has encontrado una compañera de viaje tras pasar una cuarentena juntos, poner en valor el poder reconfortante de poder tomarte una caña con tus amigos, estudiar, leer, afrontar (con éxito) el Arabesco nº1 de Debussy al fin y por supuesto lanzarme a una piscina que se ha ido creando a medida que voy cayendo que se llama Nocodehackers.

Un pequeño proyecto, en el que he ido poco a poco impregnando de mi personalidad y con el que realmente poder expresarme y mostrar al mundo un poco más de mi. Aún me sigue alucinando el haber creado algo que aporte valor a la gente como para que inviertan tiempo de su vida en hacer alguno de los cursos, escuchar algún podcast o estar cada Jueves recibiendo esta newsletter.

Atreverme a crear algo imperfecto, indefinido y sin ambición me ha servido para ir poco a poco construyendo algo que es mucho más grande de lo que en ningún momento me podría haber imaginado aquel 2 de Mayo en el que vio la luz.

He conocido a gente realmente increíble a la que hasta hace bien poco tenía como referentes digitales y que sentía muy distantes, pero que ahora veo con ojos de respeto, colaboración y construcción conjunta. He tenido oportunidades increíbles de aprender, proyectos realmente interesantes y muchas oportunidades que han aparecido.

Y lo que pasa es que una de esas oportunidades, va a cambiar completamente mi vida en este 2021.

Va a ser un año de cambios.

Cambios que aún están por llegar y que no cuento - aún - porque así aún no son tan reales.

Los cambios siempre llevan dos componentes asociados: ilusión (si no para qué cambias) y miedo ( a la incertidumbre, a equivocarte). Y este 2021 va a ser un año lleno de ilusión que afronto con las mismas ganas que he abierto la caja del Baby Yoda de Lego que preside la mesa de mi salón.

Estoy convencido de que va a ser un año a nivel profesional increíble en el que voy a aprender más que nunca y llegar a hacer cosas muy interesantes que me darán mucha satisfacción a nivel personal, en el que también estoy seguro de que va a ser un año genial porque voy a poder retomar esta ilusión que tengo por vivir y trasladarla a mis proyectos.

Inevitablemente estos cambios tan bruscos acabarán por cambiarme a mí como persona, puesto a que se cierra una etapa y se abre otra y la experiencia me dice que de cada etapa sale uno más reforzado y fuerte.

Hay que cruzar un abismo de miedos, inseguridades y frustraciones hasta que todo vuelve a asentarse en su sitio y la curva de la felicidad continúa subiendo. Y siempre existe el riesgo de perderse en el camino.

Sé que no va a pasar gracias a las personas que me acompañan en mi vida (no hace falta ni nombrarlas) y que se encargan de mantenerme en el rumbo correcto, enorgulleciéndose de cada decisión arriesgada que tomo o cada cosa que sale bien.

De verdad que no tengo palabras suficientes de agradecimiento por lo feliz que me hace compartir mi vida con ellas y poder decir, sin tapujos que soy absurdamente feliz.

Pero es que soy una persona optimista por defecto.

Esto me lleva a pensar que el 2020 ha sido un buen año, a pesar de todo. Pero 2021 va a ser un año mucho mejor.


Si has leído hasta aquí, gracias.

Gracias por compartir un poco de mi ventana más personal al mundo, esta carta abierta a 2021 en la que busco expresar cómo me siento ante el vértigo que provoca el mundo al continuar girando - por mucho que intentemos pararlo.

Si te ha gustado, me encantaría saberlo, ya sabes que puedes hablarme o bien por Twitter o por correo en aprendenocode@gmail.com

Feliz 2021.